Humane Myths

En años recientes, las empresas de productos derivados de animales han recurrido a la estrategia de utilizar distintos términos y etiquetas engañosos para aprovecharse de las “buenas intenciones” de los consumidores y hacerles creer que dichos productos se obtuvieron de animales que fueron “criados humanitariamente”. Tales etiquetas muestran información falaz e imágenes idílicas de animales criados en granjas tradicionales. La realidad es que los animales de los que se extraen estos productos son sometidos a muchas de las mismas torturas que sufren los animales de los que se obtienen productos que se comercializan con etiquetes convencionales. La mayoría de los animales criados para servir de alimento a las personas sufren situaciones como las siguientes:

  • Son separados de sus madres casi inmediatamente después de nacer
  • Viajan largas distancias a los mataderos bajo condiciones de confinamiento extremo
  • Se les da muerte cuando están muy jóvenes con métodos ideados para la eficiencia.

Muchos consumidores creen que los términos “sin enjaular”, “de granja”, y “de pastoreo” son sinónimos de “sin crueldad”. Esto no es verdad. De hecho, esos y muchos términos similares no están regulados o definidos correctamente. Por ejemplo, los huevos que llevan este tipo de etiquetas provienen de gallinas que también sufren estrés y miedo durante su manipulación y transporte a los mataderos. Lo normal es que viajen largas distancias para llegar al matadero y durante ese tiempo permanecen confinadas en los camiones de transporte, privadas de alimento y agua. Dado que los machos no son útiles para la industria del huevo, los asfixian o los trituran aún vivos a las pocas horas o pocos días de haber nacido. A las gallinas las matan tan pronto como declina su capacidad ponedora, lo que ocurre regularmente cuando alcanzan los 18 meses de vida.

Con la excepción de las aves que se crían para explotar su carne, en realidad no existe una definición oficial para los términos “sin enjaular” y “de pastoreo”. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) únicamente define estos términos en relación con los productos derivados de las “aves de corral”, y establece que “Los productores deben demostrarle a la agencia que a las aves de corral se les ha permitido salir al exterior”. No se especifican ni el tiempo que las aves pueden permanecer afuera ni el espacio en el que pueden estar.

La certificación orgánica de la USDA no establece ningún requisito relevante para el bienestar de los animales criados para servir de alimento. La certificación orgánica se refiere solamente al alimento que los animales consumen y al uso de hormonas de crecimiento y antibióticos. Los animales criados de acuerdo con estas reglas están sujetos a las mismas condiciones de estrés, sufrimiento y miedo que cualquier otro animal criado para servir de comida. Un claro ejemplo de lo anterior es el hecho de que se separa a las crías de sus madres casi inmediatamente después de nacer.

Las empresas de productos derivados de animales saben que los consumidores están cada vez más conscientes de la crueldad que involucra criar animales para consumo humano. Ellos creen que valiéndose de etiquetas engañosas e imágenes de animales sanos y felices en los empaques pueden contrarrestar esta imagen negativa.

Al final, todos los animales criados para servir de alimento terminan siendo masacrados cuando dejan de ser “rentables”. Este destino ineludible es la máxima expresión de un proceso totalmente inhumano. La única forma en la que usted puede asegurarse de no contribuir al sufrimiento innecesario de estos animales es adoptar un estilo de vida vegano.

* Información recabada en 9/4/17, fuente: https://www.fsis.usda.gov/wps/wcm/connect/e2853601-3edb-45d3-90dc-1bef17b7f277/Meat_and_Poultry_Labeling_Terms.pdf?MOD=AJPERES

shame on albertsons

Lo Que Puede Hacer

Por favor firme y comparta nuestra petición al CEO de Safeway/Albertsons, Vivek Sankaran ahora y déjele saber que los vecindarios necesitan acceso a comida saludable.

Firme la petición a Albertsons de nuestros compañeros de Birchwood Food Desert Fighters, pidiendo la eliminación de la clausula de no-competencia que afecta al centro commercial de Park Manor.

Llame a Safeway y deje un mensaje (Oprima 1 para dejar un mensaje en español):
1-877-Safeway
(1-877-723-3929). *

Llame a Albertsons y deje un mensaje (Oprima 1 para dejar un mensaje en español):
1-877-848-6483.*

Call Safeway to complain:
1-877-Safeway
(1-877-723-3929). *

Call Albertsons to complain:
1-877-848-6483.*

* Lenguaje sugerido y detalles: Por favor haga una llamada amable y tenga en cuenta que la persona con la que está hablando probablemente no sabe sobre este problema – la mayoría de las personas no lo saben. Safeway le preguntará por su nombre, su número de teléfono y si tiene una tarjeta de Safeway.

Mensaje sugerido: Estoy llamando para dejar un comentario en contra de la política de Safeway/Albertsons que a veces coloca restricciones en los títulos de sus propiedades previas y previene a otros supermercados de operar allí, en ocasiones por más de 10 años. Esto ha impactado la salud de la comunidad. Me gustaría que Safeway/Albertons termine esta práctica inmediatamente.

Si le hacen preguntas que no puede responder simplemente puede dar nuestro email info@foodispower.org y les puede recordar que está llamando porque está en desacuerdo con esta práctica.

Ordene panfletos para compartir con otros enviando un email a info(at)foodispower.org.

 
 

Unase a nosotros y alce su voz en frente de su Safeway o Albertsons local. Encuentre una protesta aquí.

¿Quiere organizar su propia protesta? Podemos enviarle material. Contáctenos para detalles adicionales.

 
 

Tome acción en las redes sociales con los hashtags #ShameOnSafeway y #ShameOnAlbertsons and etiquete a Safeway y Albertons

Le agracedemos su voluntad de enfrentar una corporación que está impactando la salud de comunidades de personas de color y de bajos ingresos.

Ir al contenido